TUVE QUE SOLTAR Y AGARRARME BIEN FUERTE A MÍ MISMA

  • ¿Existen las mismas oportunidades para hombres y mujeres? ¿Quién desempeña para la especie el papel más importante? ¿Acaso ser mujer significa únicamente parir y crear descendencia? 

Seamos sinceras, crisis de pubertad y menopausia, “maldición” mensual, embarazo largo y a menudo difícil, parto doloroso y a veces peligroso, enfermedades, períodos donde el enantyum es necesario para ir a trabajar,  poder o no poder, querer o no querer, simples características que definen a la hembra humana como convencional o no convencional llevando un tipo de X en mayúsculas tatuado en nuestra frente.

Buscamos la igualdad, yo diría mejor el reconocimiento y la ayuda a nuestra más que demostrada realidad.  Yo he sido madre de una maravillosa niña, que al igual que yo, nació en un cuerpo de mujer.  También he llevado las riendas de mi vida económica y he tenido que cargar con un montón de problemas con su padre, pues, a cambio de 150 euros al mes que me pasa de  manutención, se cree con el derecho de juzgar y criticar mi libertad hasta situaciones surrealistas.  Está claro, que si la mujer tiene que ser subordinada soy un claro ejemplo de rebelión contra ese ideal. Ya no lucho contra él, no me afecta lo más mínimo, pero eso no significa que durante muchos años, él junto con toda su familia, lucharan por hacerme sentir mal conmigo misma, ejerciendo presión contra mi persona de muchas maneras diferentes, sobretodo porque el cobrar más dinero que su hijo no lo hacía sentir lo suficientemente hombre.  Y eso es  parte de los kilos que me estoy quitando de encima.  No iba a dejar mi trabajo ni borracha de agua, pero podía convertirme en una madre tierra de caderas anchas y figura menos esbelta para que al menos, en autoestima, se sintiera mejor que yo.  En mi desconocimiento, me amoldé haciéndome un daño consciente a mi misma, que estoy intentando reparar, mi amor propio.

Motivos para estar resentida?.  Va a ser que no.  Gracias a él he sabido quién soy y he aprendido a ser libre hasta de mis propias opiniones.  Maravillosas las experiencias que hacen que te muevas y seas sincera contigo misma.  Gracias amor, hiciste tu función a la perfección.

Que bien sienta quererme!

Publicado en Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *