LÁNZAME A LOS LOBOS Y VOLVERÉ LIDERANDO LA MANADA…

¿Es un problema ser mujer si no encajas con los estereotipos?, ¿acaso el físico o el ser rebelde te hacen ser menos mujer para la sociedad?.  ¿Qué es ser una mujer?.  Cuando empiezo a filosofar en mesas de hombres acabo recibiendo el cariñoso piropo “eres una bruja”.  O, sin saber cómo, la corriente de la conversación siempre acaba en la frecuente y aburrida afirmación: “Lo que deberías hacer es casarte de una vez. Tu chico es un santo por aguantarte”.  Francamente parece ser que mi feminidad está en peligro.  ¿Bastaría con ponerme tacones y una falda corta para recuperarla?, Es como si el modelo femenino estuviera patentado.  Claro está que un hombre no necesita plantearse lo mismo, ellos dirían que lo hacemos porque somos mujeres, y eso representa lo oscuro, retorcido, el polo negativo de la ecuación femenina en contraposición con su agradable y notoria sencillez masculina, o quizá, sólo quizá es lo que nos han hecho creer.

Por un lado estamos sometidas a una doble exigencia, somos condenadas a la duplicidad.  Santa y puta a la vez, poseída y extranjera.  Aunque públicamente sólo muestren o asuman lo moralmente correcto, cuando llega la noche y en la privacidad de la alcoba, les encanta sacar esa naturaleza más abrupta y pasional.  Todo el bien que nos han querido imponer con tanta dedicación quedaría cuestionado en décimas de segundo.  Como un culto privado a la virtud en contraposición a un culto público a la moral.  La verdad, es que si un hombre quiere tenerlo todo con una mujer, es porque puede obtener de ella las dos caras.  @sylvia_gala

Publicado en Women y etiquetado , , , , , , .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *