TUVE QUE SOLTAR Y AGARRARME BIEN FUERTE A MÍ MISMA

  • ¿Existen las mismas oportunidades para hombres y mujeres? ¿Quién desempeña para la especie el papel más importante? ¿Acaso ser mujer significa únicamente parir y crear descendencia? 

Seamos sinceras, crisis de pubertad y menopausia, “maldición” mensual, embarazo largo y a menudo difícil, parto doloroso y a veces peligroso, enfermedades, períodos donde el enantyum es necesario para ir a trabajar,  poder o no poder, querer o no querer, simples características que definen a la hembra humana como convencional o no convencional llevando un tipo de X en mayúsculas tatuado en nuestra frente.

Buscamos la igualdad, yo diría mejor el reconocimiento y la ayuda a nuestra más que demostrada realidad.  Yo he sido madre de una maravillosa niña, que al igual que yo, nació en un cuerpo de mujer.  También he llevado las riendas de mi vida económica y he tenido que cargar con un montón de problemas con su padre, pues, a cambio de 150 euros al mes que me pasa de  manutención, se cree con el derecho de juzgar y criticar mi libertad hasta situaciones surrealistas.  Está claro, que si la mujer tiene que ser subordinada soy un claro ejemplo de rebelión contra ese ideal. Ya no lucho contra él, no me afecta lo más mínimo, pero eso no significa que durante muchos años, él junto con toda su familia, lucharan por hacerme sentir mal conmigo misma, ejerciendo presión contra mi persona de muchas maneras diferentes, sobretodo porque el cobrar más dinero que su hijo no lo hacía sentir lo suficientemente hombre.  Y eso es  parte de los kilos que me estoy quitando de encima.  No iba a dejar mi trabajo ni borracha de agua, pero podía convertirme en una madre tierra de caderas anchas y figura menos esbelta para que al menos, en autoestima, se sintiera mejor que yo.  En mi desconocimiento, me amoldé haciéndome un daño consciente a mi misma, que estoy intentando reparar, mi amor propio.

Motivos para estar resentida?.  Va a ser que no.  Gracias a él he sabido quién soy y he aprendido a ser libre hasta de mis propias opiniones.  Maravillosas las experiencias que hacen que te muevas y seas sincera contigo misma.  Gracias amor, hiciste tu función a la perfección.

Que bien sienta quererme!

LÁNZAME A LOS LOBOS Y VOLVERÉ LIDERANDO LA MANADA…

¿Es un problema ser mujer si no encajas con los estereotipos?, ¿acaso el físico o el ser rebelde te hacen ser menos mujer para la sociedad?.  ¿Qué es ser una mujer?.  Cuando empiezo a filosofar en mesas de hombres acabo recibiendo el cariñoso piropo “eres una bruja”.  O, sin saber cómo, la corriente de la conversación siempre acaba en la frecuente y aburrida afirmación: “Lo que deberías hacer es casarte de una vez. Tu chico es un santo por aguantarte”.  Francamente parece ser que mi feminidad está en peligro.  ¿Bastaría con ponerme tacones y una falda corta para recuperarla?, Es como si el modelo femenino estuviera patentado.  Claro está que un hombre no necesita plantearse lo mismo, ellos dirían que lo hacemos porque somos mujeres, y eso representa lo oscuro, retorcido, el polo negativo de la ecuación femenina en contraposición con su agradable y notoria sencillez masculina, o quizá, sólo quizá es lo que nos han hecho creer.

Por un lado estamos sometidas a una doble exigencia, somos condenadas a la duplicidad.  Santa y puta a la vez, poseída y extranjera.  Aunque públicamente sólo muestren o asuman lo moralmente correcto, cuando llega la noche y en la privacidad de la alcoba, les encanta sacar esa naturaleza más abrupta y pasional.  Todo el bien que nos han querido imponer con tanta dedicación quedaría cuestionado en décimas de segundo.  Como un culto privado a la virtud en contraposición a un culto público a la moral.  La verdad, es que si un hombre quiere tenerlo todo con una mujer, es porque puede obtener de ella las dos caras.  @sylvia_gala

LIBRO «JODER, I LOVE YOU» Ed. Presencia

Ya ha salido al mercado mi Libro «Joder, I love you».  A la venta en Amazon, La Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés…

Quiero agradecer a muchos el que se haya materializado.  Pero sobretodo, quiero agradecerme el haberme desnudado con tanta valentía y superación.

Joder, I love you, es la historia de una mujer.  Puede ser la historia de cualquiera de nosotras.  Una odisea interior marcada por  relaciones íntimas sin ninguna intimidad, situaciones patéticas, el enfrentamiento contra la moralidad social y cómo no, el famoso prejuicio que nos acompaña inconscientemente a todas.

Un relato desprejuiciado, divertido y escrito en primera persona que espero que no te deje indiferente… una superación de los miedos más profundos de una mujer con una visión directa sobre tu desconfianza hacia lo masculino. @sylvia_gala

 

 

BRILLA Y AL QUE LE MOLESTE QUE SE TAPE LOS OJOS

Brilla, y al que no le guste que se tape los ojos.  O mejor dicho, al que no le guste que se ponga gafas.  Me encanta el reflejo de la foto, es una manera directa de decir, eso que ves en mi es un reflejo perfecto de ti mismo.  Así que no pongas en mis hombros lo que llevas sobre los tuyos.

Es fácil escribir sobre una vida idónea, filosofía de vida y análisis del Factor Humano.  Pero, esa no es mi realidad y estoy casi convencida de que tampoco lo es para muchos de los nuevos psicoterapeutas emocionales del presente. Hace tiempo que dejé la Maestría para otros y me adentré totalmente en mi infierno personal.  La mejor manera de aprender no es enseñar sino vivir cada experiencia individual como una oportunidad para crecer.  No quiero ganarme la vida diciéndole a los demás como vivirla, sino permitiendo que cada uno camine sus propios pasos respetando sus procesos.  Por eso, al final he aprendido que también tengo que respetar los míos y eso es lo más complicado si me dejo influenciar por los demás.  Esto va de nosotras, de reencontrarnos, de recuperar siglos de mitos y papeles subsidiarios.

La curiosidad es un elemento básico de la inteligencia, es el atrevimiento a preguntarnos qué hay más allá del alambrado que contiene nuestra historia.  Es la sustancia misma de la Evolución.  @sylvia_gala